La RAE levanta la polémica con la definición de Manga

La Real Academia de la Lengua Española ha levantado ampollas entre seguidores del manga que son muchos en todo el mundo, por su bochornosa definición en el diccionario: "género de cómic japonés de dibujos sencillos, en el que predominan los argumentos eróticos, violentos o fantásticos", es evidente la poca documentación y la poca familiaridad de quien escribió la definición respecto del manga.

Lo que cabe preguntarse: ¿desde cuando existe el manga? Y lo incluyen ahora en el diccionario, vamos que la RAE va rápida, igual de rápida que la sociedad actual.
Al menos esta vez punto a su favor, han sabido reaccionar a tiempo y tras las quejas del  Salón Internacional de Cómic, la han reducido al máximo dejando lo siguiente: “Cómic de origen japonés.”

Sólo hay que pensar en el vocabulario actual, el que utilizamos día a día, el que aparece en los medios de comunicación como la prensa y la televisión, pongamos uno ejemplo, la palabra metrosexual, ¿utilizan esta palabra a menudo? ¿Y que dice la RAE al respecto?, pues básicamente nada, silencio, igual de aquí un tiempo más bien largo aparezca. 

Y cuando deciden incorporar una palabra después de pensarlo con tiempo nos encontramos con palabras como: “güisqui”, “pirsin”, “yas”  para los que no entiendan esto se refieren a las palabras que comúnmente utilizamos y escribimos como whisky, piercing y jazz. ¿Se imaginan una botella de güisqui” Ballantines? ¿Alguien la compraría o pensaría que es de imitación?
 
En fin que la RAE sigue en su tónica. Me pregunto que si los académicos de la RAE leyeran los artículos que tanto consultamos en la Wikipedia o vieran las palabras más buscada en Google, ¿Cómo reaccionarían? ¿Se adaptarían o seguirían escribiendo esas palabras tan alejadas de la realidad actual?