Los e-books salvan la literatura española


Fuente: jamesnava

Desde hace cinco años la venta de libros en papel ha ido descendiendo cada vez más. No es casualidad que estas cifran vayan acordes al nacimiento de los nuevos libros electrónicos, los cuales cada vez más están introduciéndose en la literatura.

En los últimos años la facturación bajó un 11.2% y el número de ejemplares vendidos redujo un 20.3%. A pesar de desconocer las cifras de 2012 se prevé que las pérdidas se dupliquen. Sin embargo no todo son malas noticias para el ámbito literario ya que los libros prácticos, de texto, el cómic y los e-books han evitado que esa cifra ya descomunal aumente. El texto universitario también ha contribuido a que la bajada en las ventas hayan sido menores, de lo contrario, habría sido del 8% en vez del 4.1% en el 2011.

Los editores culpan a la crisis de la decadencia literaria


El presidente de los editores ha señalado que existe un problema claro de comercio interior y prevé que en este año algunas editoriales pequeñas, medianas y grandes tengan serios problemas de permanencia. Y es que, España es uno de los países con el índice de lectura más bajo de Europa.

Los editores justifican la mala situación del sector por la crisis. Tienen razón en que España está pasando por momentos económicos duros pero no se puede echar la culpa solo a la crisis. Las editoriales deberían admitir que los libros en papel están en declive y que poco a poco van a ir desapareciendo. Si no optan por adaptarse a las nuevas tecnologías y a la era digital del momento, muchas de ellas no tendrán otro remedio que cerrar.

Solo tienen que ver las cifras en el caso del libro electrónico y hacer balance con las pérdidas que está ocasionando la caída de la industria literaria. El pasado año los e-books facturaron 72.60 millones de euros, un 2.8% del total del sector, e incrementaron sus ventas en un 3% respecto a 2010.

Todas las novedades literarias las encontrarás en nuestra web de libros, donde además podrás comentar con otros internautas tus novelas favoritas.