Mario Vargas Llosa cree que la oposición venezolana podría ganar las elecciones


Si las elecciones de octubre se celebran con transparencia y libertad, la oposición ganará, además vaticina el fracaso de la Unasur porque en ese organismo participan “Gobiernos autoritarios”. “Si las elecciones son libres, va a ganar la oposición, eso es clarísimo”, éstas han sido las palabras del premio Nobel de Literatura 2010 Mario Vargas Llosa.

Desde su punto de vista, el actual presidente Hugo Chávez y Henrique Capriles, el opositor, están ahora mismo en un empate técnico, para decidir quién será el que dirija el país entre 2013 y 2019, a los que les concurren otros cinco candidatos independientes.

“Si son elecciones libres, Venezuela tiene una oportunidad magnífica de librarse pacíficamente de un Gobierno autoritario, que ha fracasado completamente en el campo económico”, éstas fueron las palabras del autor.

En cuanto a Bolivia, que tiene elecciones presidenciales previstas para el año 2014, tiene una opinión muy similar, “Si hay elecciones libres en Bolivia, probablemente la oposición tiene la posibilidad de enderezar las cosas en un país que desgraciadamente cedió a los cantos de sirena de un populismo exagerado, de un populismo frenético”.

Sin embargo para Ollanta Humala, el mandatario peruano, al que el escritor peruano ayudo en su segunda vuelta electoral, admite que “había reticencias durante la campaña”, aunque “ha cumplido estrictamente el compromiso que adquirió en la hoja de ruta, que moderaba mucho su programa inicial”

Vargas Llosa advierte que la mezcla de países que viven en dictadura con los democráticos no ayuda en nada a la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), organización nacida en 2008, y que está sentenciada al fracaso, “Es muy difícil que con Gobiernos autoritarios, que son generalmente muy corrompidos, resulten esos acuerdos, que incluso tienen el gran peligro de la contaminación y del contagio”

Vargas Llosa recuerda a Oswaldo Payá, fallecido en un accidente de tráfico la pasada semana y considera “una tragedia para la oposición cubana” y piensa que es estrictamente necesario que se haga una investigación y se aclare estrictamente en qué circunstancias murió y cuáles fueron las causas del fatídico accidente.