La Guerra Civil a través de veinte cartas


Después del éxito conseguido con anteriores novelas como “El año del Señor” o “Una palabra más”, el escritor y periodista catalán Eloi Vila apuesta, en esta ocasión, por la Guerra Civil. Y es que, tras haber recibido en los últimos meses más de ciento cincuenta cartas, material gráfico y dietarios de soldados que participaron en uno de los conflictos más sangrientos de la historia española, ha decidido publicar “Cartes des del front” (“Cartas desde el frente”), una obra que relata la Guerra Civil a través de la selección de las veinte cartas que más le han cautivado.

El periodista considera que es necesario no dejar en el olvido este hecho por lo que, a pesar de haber transcurrido más de setenta años, califica de “error no removerlo”. A la hora de comenzar a redactar las líneas de su obra quiso contar con testimonios de ambos bandos, sin embargo, fue más fácil obtener misivas y otros objetos de soldados que sirvieron  en el ejercito republicano que de aquellos que formaron parte de las tropas de Franco. Y es que, muchos catalanes que lucharon con los franquistas “por ideología no quieren todavía mostrarlo”, sostiene el escritor Eloi Vila.

A pesar de ello ha podido contar con las declaraciones de Salvador Puntí, hombre que sirvió a las tropas franquistas durante la contienda. Este le ha proporcionado material de gran valor entre los que se encuentra un diario de campaña con ilustraciones muy precisas de los pueblos por los que pasó con el Tercio de Requetés de la Virgen de Montserrat. En cambio, en el caso de los republicanos ha sido más sencillo puesto que sus familiares se acercaron a Eloi para “homenajear a sus antepasados, que creen que lucharon por la libertad y la democracia con la República, que era el gobierno legítimo”, explica el autor.

                   


‘Cartes des del front”, una obra muy dura

A medida que ha ido escribiendo las líneas que completan su libro, el autor ha reconocido abiertamente que, en algunos casos, ha llorado ante la dureza de los hechos. Para él, han resultado muy impactantes los capítulos que se refieren a las personas que formaron parte de la llamada “quinta del biberón”, jóvenes de 17 años que acudieron a la guerra y muchos de ellos perecieron en la Batalla del Ebro.

Entre sus páginas se puede leer como un soldado comía garbanzos con gusanos en medio del bosque o como a otro le caía sobre su trinchera granadas de mortero. Sin duda, una obra que relata uno de los sucesos más impactantes desde los dos puntos de vista.