Medio siglo sin el escritor Herman Hesse

FUENTE: Babelio.com
Esta semana se conmemora el cincuenta aniversario de la muerte del escritor Herman Hesse, considerado como uno de los referentes de la literatura alemana del siglo XX. El 9 de agosto de 1962 el mundo de las letras lloraba al tener que decir adiós a uno de los grandes maestros de la pluma. La crisis personal siempre estaba presente en la mayoría de sus novelas, obras donde la herramienta narrativa más utilizada era la búsqueda de su propia identidad. Sin duda, unos temas que perdurarán en la mente de los jóvenes lectores con el paso de los tiempos.

Con su muerte, Hesse dejó un gran legado en sus espaldas que, con los años, llegó a convertirse en “best-seller” mundial con más de ciento cuarenta millones de libros vendidos en todo el planeta. “El lobo estepario”, “Narciso y Goldmundo” o “El juego de los abalorios” figuran entre las novelas de más renombre del escritor alemán.

Debido a su gran proyección, la pequeña ciudad de Calw que le vio nacer quiere rendirle homenaje de una manera muy original. Y es que, durante estos días, en los bancos de la localidad alemana lucirán las citas más famosas de Herman: “La belleza no hace feliz al que la posee, sino a quien pueda amarla o adorarla” o “Los blando es más fuerte que lo duro; el agua es más fuerte que la roca, el amor es más fuerte que la violencia”. Estas son solo algunas de las notas que los visitantes se podrán encontrar en todas las calles y plazas de Calw.

Herman Hesse, Nobel de Literatura en 1946


El escritor alemán Herman Hesse se dio a conocer en el mundo literario gracias a su novela “Peter Comenzind”. Desde ese preciso instante, Hesse no dejó de estar en los primeros escalafones de la literatura a nivel internacional, motivo que le valió para ser reconocido  en 1946 con uno de los premios más prestigioso en el mundo de las letras: el Nobel de Literatura.

Durante sus inicios, el autor comenzó representando la ruptura de los jóvenes con las fuertes estructuras de la Alemania imperial. Sin embargo, no fue hasta la Segunda Guerra Mundial cuando la figura de Hesse se vio agigantada. Junto a intelectuales como Thomas Mann pasó a representar esa otra Alemania que también había sido aplastada por el nazismo: el país de la cultura, la belleza…

Noticias Relacionadas