¿Ficción o realidad?

El mundo, en estos tiempos, es un lugar inestable. Y es que, tanto en Oriente como en Occidente se están dando situaciones políticas y sociales que hacen tambalear a los gobiernos: la primavera árabe, la confrontación entre Corea del Sur y Corea del Norte o el derramamiento de sangre en Siria son solo algunos de los innumerables ejemplos. Ante estas situaciones, los escritores se encuentran ante el dilema de crear o informar. ¿Me pongo a escribir sobre lo que está sucediendo en el país o continúo con la novela de ficción en la que estoy trabajando?

Para intentar dar respuesta a este problema, cincuenta autores de diferentes países se han reunido en el Congreso Mundial de Escritores de Edimburgo. Sin duda, una buena forma para tratar de precisar el papel que tendría cada uno de ellos en el devenir de los acontecimientos. Para la escritora Ahdaf Soueif considera que la tarea de estos profesionales de la escritura es la de “contar historias como son, contribuir a que tengan fuerza como realidad, no como ficción”.

Una conclusión que nos lleva a considerar que los autores deberían reflejar o plasmar en sus escritos todas aquellos acontecimientos que ocurren el país para así mantener informados a los lectores. Libros sobre el conflicto existente entre Japón o China, las revueltas en Egipcio o el revuelo que ha causado la película “La inocencia de los musulmanes” en el Islam deberían figurar en las estanterías de las librerías.

Sin embargo, obras como “Cairo Modern”, “Todo se desmorona”, “La casa de los espíritus” o “Nieve”, no solo cuentan verdades políticas ocultas, sino que recuerdan a todos los lectores la posibilidad de que en la vida existe la magia y un futuro más prometedor.

Distinto país, diferente problemática


El país de donde provengas influye mucho a la hora de decantarse por un tema determinado. Los autores de Dinamarca consideran que la peor catástrofe para abordar en un libro es el problema de los padres divorciados, mientras que para los escritores de regiones menos democráticas y con más dificultades se ven arrastrados por la política. Son, sin duda, diferentes maneras de percibir la realidad que nos rodea.


Links de Interés




Autores Relacionados



Libros Relacionados