Llega el comic con fragmentos en 3D

Fuente: La Vanguardia
La era digital alcanza la novela gráfica. Desde 1830 ya se empezaban a combinar texto e imágenes en los libros. Sin embargo, nunca hasta ahora se había podido disfrutar de los escenarios y personajes literarios en tres dimensiones.

Con la revolución tecnológica se transforma la lectura tradicional en una multimedia, donde al lector no solo se le ofrecen diferentes formatos para leer sino también páginas donde, además de letras, hay imágenes y fotos en movimiento. Los ebooks incluso sirven de diccionario, describiéndole al usuario aquella palabra que desconoce.

El autor François Chuiten, premiado por su trayectoria en el festival de Agulema en 2002, ha creado “La Doce”, la primera novela gráfica que, sin abandonar el papel, se acerca a los nuevos avances tecnológicos.

En esta obra literaria se produce un contraste entre el pasado y el futuro, la modernidad del formato 3D se entrelaza con dibujos a mano que recuerdan a los grabados de los viejos libros ilustrados. En ella, el lector puede disfrutar de fragmentos en tres dimensiones siempre y cuando tenga una webcam. Y es que, para poder ver las imágenes en relieve se tienen que colocar los dibujos delante de la cámara web de su ordenador o portátil.

Esta pugna entre el cómic clásico y la era digital se traslada a los protagonistas de esta historia: Léon Van Bel, un maquinista y mecánico a punto de jubilarse, no quiere deshacerse de su vieja locomotora, mientras que todos sus compañeros la dejan de lado para trabajar con el nuevo teleférico. Toda la obra se sitúa en un mundo fantástico donde conviven en armonía el pasado y el futuro.

Las locomotoras “Doce” que dan nombre al cómic existieron hace muchos años en Francia, llegando a considerarse las más rápidas del país.


Otras noticias de interés