El primer libro de Lorca sale a subasta

Una casa de subastas de Londres ha vendido un ejemplar de la primera edición de “Impresiones y Pasajes”, obra escrita en prosa con la que debutó en la literatura un joven Federico García Lorca de 20 años. El afortunado se ha llevado esta joya publicada en 1918 por 7.500 libras, equivalente a 9.380 euros.

El joven escritor se inspiró en cuatro viajes que realizó por Galicia y Castilla y León entre 1916 y 1919 para hacerse hueco en el mundo de la literatura hasta llegar a considerarse uno de los dramaturgos de mayor influencia y popularidad de la literatura española del S. XX. La publicación de su primera obra fue a expensas de su padre, quien quemó más tarde la mayoría de los ejemplares decepcionado por sus pésimas ventas.

Esta subasta, además de ser especial por ser la primera publicación del poeta, pertenece a una colección muy limitada. Y es que, solo se conservan cuatro copias más del ejemplar en instituciones: una en España y las otras tres en Estados Unidos. Además, ningún título de esta edición de la obra de Lorca había sido subastado desde 1975.

Al regresar del viaje que inspiró al poeta, Lorca quedó tan fascinado por aquellos paisajes y las experiencias que allí vivió que decidió abandonar el estudio de la música y dedicarse el resto de su vida a lo que más le gustaba en este mundo: escribir poesía.

Entre sus obras destacan “Bodas de sangre”, “Sonetos del amor oscuro” o “Doña Rosita la soltera”, entre muchas otras. Tanto la vida del poeta como varias de sus novelas han sido adaptadas a la gran pantalla, bajo títulos como “Muerte en Granada”, “La casa de Bernarda Alba” o “Lorca. El mar deja de moverse”, entre otros films.

Un trágico final para un célebre poeta


Con la llegada de Guerra Civil española, en la madrugada del 18 de agosto de 1936 Federico García Lorca fue fusilado por su afinidad al Frente Popular y por ser abiertamente homosexual, considerado en esa época un delito imperdonable.

La muerte de Lorca no pasó desapercibida ni mucho menos, algo fácil de olvidar. Después de su asesinato, el poeta Antonio Machado escribió el poma “El crimen fue en Granada”, donde hablaba sobre el fusilamiento del dramaturgo y el escultor Julio López Hernández levantó una estatua de Lorca en la plaza de Santa Ana en Madrid, entre otros homenajes.

En 2009, con la aplicación de la ley para la recuperación de la memoria histórica se abrió la fosa donde supuestamente descansaban los restos del poeta. Sin embargo, allí no se encontró nada.


Escritores Destacados





Obras Destacadas




Otras noticias de interés


No hay comentarios:

Publicar un comentario